Cuba y Estados Unidos: las mareas que unen

Tortu1

Tonalidades indescriptibles entre el verde y el índigo; aguas mansas o salvajes bordeando parajes costeros y en sus fondos marinos un paraíso sumergido conviviendo en las inmensidades entre Cuba y Estados Unidos. 

Las corrientes oceánicas “no conocen fronteras” argumenta el norteamericano Billy Causey, director regional del sureste de la Oficina de Santuarios Marinos, adscrita a la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional (NOAA).  Su frase sintetiza el ajetreo de las especies  en el Golfo de México y el Caribe. Tanta  vida marinera es apreciable en el entorno  de las 90 millas que van desde La Florida hasta el litoral cubano atesorando riquezas naturales. Desvelos científicos en ambas orillas para preservarlas renuevan sus motivaciones ante las expectativas de la cooperación y el intercambio de conocimientos sobre el excepcional escenario común. Ahora existe un memorando de entendimiento suscrito por NOAA, el   Servicio Nacional de Parques de Estados Unidos y el Centro de Áreas Naturales de Cuba.

PenisulaPR

Solo el hábitat submarino de la isla acoge a mas de 500 especies de peces entre las que se dan hábitos migratorios. Circulan por los bancos de arrecifes y corales que constituyen su resguardo y una arquitectura fantástica de esas profundidades.

lionfishonreefgps

En el Jardín de Flores del  Santuario Marino Nacional, en aguas norteamericanas,  hay ejemplares similares biológica y físicamente a los que se asientan en el Banco de San Antonio, en aguas cubanas. Son sitios que atraen a turistas, fotógrafos, espeleólogos subacuáticos e investigadores fascinados por la belleza, el colorido y la simbiosis de formas fantásticas.

El cambio climático y ciertos comportamientos humanos afectan a  estos valiosos ecosistemas. “Trabajar juntos nos ayudará a preservar esos recursos naturales en beneficio de ambas naciones”, insiste Billy Causey. Sera una persistencia vital para seguir disfrutando de los tesoros submarinos por sus grandes peces, cavernas, colonias de esponjas y algas visibles a poca profundidad.

Algasmarinas

Entre esas zonas de exploración agraciadas con aguas cristalinas destaca la barrera coralina localizada en el Archipiélago de Sabana-Camagüey, la segunda en el mundo después de la de Australia. Las aguas que discurren entre los límites territoriales entre Cuba y Estados unidos reflejan cuanto puede aportar en beneficio de propios y visitantes un patrimonio arqueológico y natural común.

Fondo1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s