Cuba negocia restablecer los servicios bancarios desde la Florida

José Ramón Cabañas Rodríguez, jefe de la Oficina de Intereses de Cuba en Washington, habla el martes en Sarasota, Florida sobre las perspectivas de las relaciones de La Habana y Washington.

Cuba está negociando con un banco de la Florida para restablecer los servicios bancarios a su sede diplomática en Washington, según anunció el martes el mismo Jefe de la Sección de Intereses, José Ramón Cabañas Rodríguez, a miembros de la Greater Manatee Chamber of Commerce, en Bradenton, Florida.

El restablecimiento de los servicios bancarios –que cesaron hace 15 meses cuando el banco M&T rescindió el contrato– es, junto a la eliminación de Cuba de la lista de países que patrocinan el terrorismo, una de las demandas del gobierno cubano para reestablecer relaciones.

En una visita de alto perfil organizada por el Sarasota World Affairs Council (SWAC) y la publicación económica Cuba Standard, el diplomático cubano recorrió Port Manatee, junto a su director Carlos Buqueras. Este es el puerto de aguas profundas en EEUU más cercano al puerto del Mariel –a 300 millas– donde el gobierno cubano ha creado una Zona Especial de Desarrollo con la esperanza de atraer inversiones y dinamizar su economía.

Port Manatee es, además, un candidato para el lanzamiento de servicios de ferry. Tres ejecutivos de empresas de ese tipo lo acompañaron durante su visita. En la tarde del martes, Cabañas también visitó el Mote Marine Aquarium & Laboratory, que ha desarrollado un programa de investigación e intercambio con científicos cubanos durante una década.

Durante una charla a teatro lleno en el New College de la Florida para miembros del SWAC, el diplomático llamó la atención sobre las licencias otorgadas por la OFAC, cuya redacción amplia permitiría no solo el establecimiento de ferries sino quizá de otros servicios como los cruceros, pero eso aclaró, depende de la interpretación que realicen las empresas y las distintas autoridades involucradas, incluidas las cubanas.

Cabañas destacó los lazos históricos entre Cuba y Florida, describió las reformas económicas que han ocurrido en los últimos años y las características del proyecto del Mariel.

“En el Mariel, muchas compañías serán privadas, tenemos garantías y sistemas de arbitrajes para los inversores que vayan a Cuba. El marco legal es el mismo que les ofrecemos a compañías de otros países, no hay un trato diferenciado para las compañías de EEUU, pero mientras más tiempo pase, menos oportunidad habrá para que estén allí.

“Mi consejo personal es: apúrense”, dijo.

El lunes, Cabañas visitó la Universidad de Florida, donde participó en una conferencia sobre temas legales y comentó sobre el otorgamiento de las licencias a varias compañías marítimas, lo que calificó de “un paso en el camino correcto” aunque “tomará tiempo”, según reportó Cuba Standard.

Sobre la posibilidad de que los cubanoamericanos aborden los ferries a Cuba, Cabañas comentó a el Nuevo Herald que “todavía es una cuestión a resolver en el futuro. Hasta ahora había una práctica de no permitir el acceso por vía marítima a Cuba; lo analizaremos pero no debería especular”.

Cabañas descartó por el momento la extradición de cubanos que han defraudado al Medicare y que han encontrado refugio en Cuba, pues el gobierno de la isla tiene como política no extraditar nacionales, aunque afirmó que sí intercambiaban información con las autoridades de EEUU en casos de este tipo y que espera poder ampliar la cooperación.

En general, el diplomático advirtió que el proceso de normalización será largo. “Las relaciones con Estados Unidos nunca fueron normales, ni siquiera antes del 59”, agregó.

También descartó, como se había especulado tras unas declaraciones de Raúl Castro, que se produciría un anuncio sobre el tema de las embajadas tras la salida de Cuba de la lista de países que patrocinan el terrorismo el 29 de mayo. “No estamos tan cerca de eso”, dijo, “pero si mucho más que cuando iniciamos las negociaciones en enero”.

Cabañas notó que aún quedan muchos obstáculos para expandir las relaciones bilaterales –entre ellos mencionó el embargo y la base de Guantánamo– pero opinó que el poder ejecutivo todavía tenía “espacio para cambiar muchas cosas”.

El Sarasota World Affairs Council se define como una organización sin fines de lucro dedicada a “educar” a los estadounidenses sobre temas mundiales. Con solo un año de creado, este es el primer evento que auspicia sobre Cuba, según explicó a el Nuevo Herald su vicepresidenta, Virginia Hitchcock.

El cubanoamericano Jorge Ignacio Fernández, miembro de la junta directiva de ese consejo, inversor en Havana Ferry Partners, y un abogado del acercamiento entre ambos países, ayudó a coordinar la visita. Fernández también tiene fuertes vínculos con la Iglesia Católica y compartió en un retiro durante una semana con el Papa Francisco, al inicio de su pontificado.

“Creo que tuvo algo que ver con el rol que ha jugado el Papa en este acercamiento”, comentó Johannes Werner, director de Cuba Standard, al presentarlo en el evento.

Cabañas también elogió el papel de los pontífices Juan Pablo II, Benedicto XVI y ahora del Papa Francisco para lograr una mejoría de las relaciones entre Cuba y EEUU, pero también destacó el papel de la Iglesia Católica cubana, cuya rol fue “muy importante en este acercamiento”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s