La cumbre de la reconciliación arranca con la esperada imagen del saludo entre Obama y Castro

La apertura de la VII Cumbre de las Américas en Panamá ha dado la imágen más esperada del foro, los presidentes de Estados UnidosBarack Obama, y de Cuba, Raúl Castro, se han saludado y estrechado la mano este viernes antes de la ceremonia de inauguración, una imagen que marcará una etapa decisiva en el acercamiento entre ambos países.

La portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Bernadette Meehan, ha explicado que ha sido “una interacción informal”, sin que ambos líderes mantuvieran una “conversación sustancial”.

El histórico momento entre Obama y Castro tuvo lugar ante el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, cuando los dos presidentes “coincidieron” antes de entrar en el teatro Anayansi de la capital panameña, donde se desarrolló la ceremonia de apertura de la cumbre.

El encuentro fue breve pero “histórico”, según han recalcado tanto Varela como Ban y el secretario general saliente de la Organización de Estados Americanos (OEA), José María Insulza, quienes hablaron durante el comienzo del foro.

Los mandatarios de EE.UU. y Cuba anunciaron el 17 de diciembre pasado un histórico acuerdo para iniciar el proceso de restablecimiento de las relaciones tras más de medio siglo de enfrentamiento, que debe culminar con la reapertura de embajadas en Washington y La Habana.

Segundo saludo entre ambos

Obama y Castro participaron en la ceremonia de inauguración de la cita en la misma fila de la tribuna de mandatarios, aunque separados por los gobernantes de Ecuador, Rafael Correa, y de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén.

Este saludo en Panamá no es el primero entre ambos, dado que ya se dieron la mano en 2013 durante el funeral del ex presidente sudafricano Nelson Mandela, pero si el primero tras el anuncio del deshielo.

Este miércoles, antes de viajar a Panamá para asistir a la Cumbre, Obama y Castro hablaron por teléfono, al igual que hicieron el pasado 16 de diciembre antes del histórico anuncio sobre el acercamiento bilateral.

Primera reunión en cincuenta años

La VII Cumbre de las Américas se convertirá también en el escenario de la primera reunión en más de medio siglo de un presidente de Estados Unidos y otro de Cuba, un cara a cara histórico entre Obama y Castro para sellar el deshielo de dos países antagonistas en proceso de reconciliación.

La reunión entre Obama y Castro llega casi cuatro meses después de que ambos presidentes anunciaran, en sendos discursos simultáneos desde Washington y La Habana, un acuerdo para el restablecimiento de relaciones diplomáticas que pone fin a más de cincuenta años de hostilidades entre dos países.

Uno de los puntos centrales de la discusión será la reapertura de embajadas en La Habana y Washington, paso que Estados Unidos inicialmente pretendía dar antes de la Cumbre, pero que está tardando en materializarse a pesar de las tres rondas de conversaciones de alto nivel que han mantenido en La Habana y Washington.

El principal obstáculo es la presencia de Cuba en la lista estadounidense de Estados patrocinadores del terrorismo, que corta a Cuba parte de la ayuda internacional, y pese a la recomendación a favor enviada por Kerry a la Casa Blanca, Obama todavía no ha tomado una decisión ya que sus asesores continúan revisando el asunto.

El presidente de Panamá ha inaugurado la cita

La cumbre ha sido inaugurada por el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, en ella participan los jefes de Estado y de Gobierno de los 35 países americanos, incluido, por primera vez, Cuba.

Varela ha señalado durante su discurso que el “gran reto que tendremos en estos días es, dejando las diferencias coyunturales a un lado, buscar los puntos de convergencia que nos permitan luchar unidos contra la desigualdad, la falta de oportunidades y la delincuencia”.

El mandatario ha felicitado “el coraje y la voluntad de los jefes de Estado y de los Gobiernos que han dejado a un lado sus diferencias históricas en búsqueda de acercamientos que traerán mejores días para sus pueblos y nuestro continente”.

Por su parte, Insulza, que se despide de la dirección de la OEA tras 10 años en el cargo, ha señalado que “es la primera vez en la historia de las Américas que se reúnen en torno a la misma mesa los jefes de Estado y Gobierno de las 35 naciones” del continente.

Fernández y Bachelet, ausentes

Sin embargo, la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, se perdió la ceremonia de inauguración, ya que llegó a Panamá dos horas después de que diera comienzo la ceremonia. Fernández fue una de las últimas mandatarias en llegar al país centroamericano, aunque el canciller argentino, Héctor Timerman, ya se encontraba en Panamá.

También estuvo ausente en la cita la presidenta chilena, Michelle Bachelet, quién no acudió por las devastadoras inundaciones en su país.

Tras la ceremonia de inauguración, los jefes de Estado y de Gobierno del continente se han trasladado a una cena de gala en el complejo histórico de Panamá La Vieja.

La VII Cumbre de las Américas, convocada por Panamá bajo el lema “Prosperidad con Equidad”, finalizará sin una declaración conjunta ante la falta de consenso debido a los intentos de Venezuela de imponer una crítica a la política de Estados Unidos contra el país suramericano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s