Uruguay pagó renta récord a los inversores no residentes en 2014

La renta que Uruguay pagó a extranjeros por concepto de rendimientos de instrumentos financieros uruguayos llegó a su máximo histórico en 2014, ascendiendo a US$ 752 millones. Esto implicó un aumento de 7% respecto a 2013 y de 29% frente a 2012.

El incremento fue considerable si se toma en cuenta lo que sucedió en los últimos 10 años. En 2004 el guarismo ascendió a US$ 267 millones, lo que implica que casi se triplicó el retorno de esos flujos.

Estos datos, que se desprenden de la balanza de pagos que el Banco Central publica trimestralmente, van de la mano con el ritmo de las finanzas internacionales en los últimos años, que vieron un primer mundo de tasas muy bajas y de crisis, y a los países emergentes dando confianza y rendimientos mayores.

Además, jugó un rol importante la ganancia que el agente del exterior tenía por el fortalecimiento del peso frente al dólar. Con esto, al concluir el período de una inversión, cuando el agente volvía a posicionarse en dólares, los compraba más baratos.

Frente a una economía global en la que pocos especialistas dudan que subirán las tasas de interés de referencia de la Reserva Federal de Estados Unidos, con un dólar fortaleciéndose, es esperable que la tendencia creciente de esta variable cambie en el mediano plazo.

En tanto, los dividendos que generaron las inversiones directas de extranjeros en el país decrecieron 4% en el último ejercicio, pasando de pagar US$ 1.246 millones en 2013 a US$ 1.196 millones en 2014. Esa caída sumada a la de “otras inversiones” -que bajó 19%-, llevó a que el pago de rentas a agentes del exterior descendiera 1,5% en la comparación interanual.

Inversor local. De la mano con el comportamiento del inversor global, la renta de inversiones de cartera de uruguayos en el exterior disminuyó consistentemente en los últimos años y llegó a su mínimo en una década en 2014, ubicándose en US$ 131 millones, casi a la par de los US$ 128 millones de 2004. En el último año, ese monto disminuyó 20%. En tanto, si se considera el período 2011 a 2014, la disminución fue del 51%.

De la misma forma que los inversores globales se colocaron en mercados emergentes, esta caída puede perfectamente explicarse con el hecho que los inversores uruguayos decidieron colocar su dinero en instrumentos locales que además, ofrecen algunas ventajas impositivas.

Por el lado de la renta de inversión directa de uruguayos en el exterior, las cifras son relativamente marginales. Pasaron de US$ 11 millones en 2013 a US$ 18 millones en 2014. Con respecto a 2011, hubo una caída marcada, en ese año el monto fue de US$ 30 millones.

La renta de “otras inversiones” de uruguayos en el exterior subieron levemente, de US$ 96 millones en 2013 a US$ 98 millones en 2014. Si se compara con 2011, cuando llegó a US$ 207 millones, se nota un descenso considerable.

En términos generales, la renta de inversiones de uruguayos en el exterior ha disminuido muy considerablemente en los últimos años, pasando de niveles de

US$ 885 millones en 2007 a US$ 246 millones el año pasado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s