El presidente Correa presenta paquete de reformas al Código Laboral

correa reforma laboralFrente a cientos de simpatizantes del Movimiento País reunidos en una concentración en Guayaquil, el presidente Rafael Correa firmó el documento que contiene las reformas al Código Laboral. Correa habló acerca de los derechos y deberes de los trabajadores. “Aquí estamos para celebrar el derecho al trabajo, pero con dignidad”, mecionó.

Correa identificó cinco ejes sobre los que se sustenta su reforma laboral y que incluye la “profundización del derecho a la estabilidad”, la “búsqueda de equidad”, la “modernización del sistema salarial”, la “democratización de la representatividad” sindical y la “universalización de la Seguridad Social”.

El mandatario izquierdista, que hoy sustituyó su habitual informe sabatino de radio y televisión con su participación en la concentración en Guayaquil, pasó revista a varias de las políticas laborales que ha aplicado en su administración como “el salario digno” y la eliminación de la subcontratación, entre otras.

Recordó que en su país la tasa de desempleo ha llegado a mínimos históricos y resaltó el “pleno empleo” ofrecido a personas con discapacidad.

“Las demandas de los trabajadores han sido atendidas como nunca antes, porque somos el Gobierno de los trabajadores”, aseguró Correa al remarcar que en Ecuador se han aplicado políticas innovadoras e inéditas para solucionar las tensiones entre el trabajo y el capital.

“Se trata de la dignificación del ser humano y de su trabajo, por encima del capital y del mercado”, expresó el mandatario tras resaltar las reformas laborales propuestas, orientadas también al sector público.

Correa mencionó que las reformas incluyen la eliminación de despidos sin indemnización para contratos de plazo fijo por más de dos años, así como a las mujeres embarazadas.

También el pago de un año de sueldo adicional por despido a personas en virtud de su orientación sexual o que pertenezcan a grupos minoritarios como ancianos, indígenas, personas con discapacidad o afrodescendientes.

Asimismo, propone crear umbrales salariales dentro de las empresas, para corregir las diferencias entre las remuneraciones de los empleados y los patronos, y la regulación al pago de utilidades, para que los excedentes de esos rubros financien las pensiones de jubilación de trabajadores autónomos y amas de casa que se integrarán a la Seguridad Social.

Las reformas también apuntan a la democratización en los sindicatos, para que sus dirigentes sean elegidos por el voto de los trabajadores, un asunto que también ha propuesto que se extienda a las centrales sindicales, algunas de las cuales son opuestas a su gestión.

Correa señaló que las reformas buscan también la integración del universo de trabajadores al sistema de Seguridad Social, por lo que plantea la afiliación de las “trabajadoras del hogar” y de los trabajadores informales o autónomos.

Además, el mandatario volvió a referirse a las enmiendas constitucionales que tramita la Asamblea Nacional y que incluyen la reelección indefinida, lo que le daría luz verde para postular en los comicios de 2017.

El Diario

El paquete de reformas laborales del régimen contempla cinco ejes

En cinco ejes o áreas se dividió el paquete de reformas al Código Laboral para Ecuador que el presidente de la República, Rafael Correa, anunció este sábado ante cientos de simpatizantes del movimiento oficialista (AP).

Profundización del derecho de estabilidad, búsqueda de la equidad, modernización del sistema salarial, democratización de la representación laboral y la universalización de la seguridad social, son los ejes del documento que hoy entregó, momentos previos a su firma, a la presidenta de la Asamblea Nacional, Gabriela Rivadeneira.

El mandatario habló de los derechos y deberes de los trabajadores. Indicó que “reconocer nuestros derechos también significa reconocer nuestros deberes” porque como decía San Pablo: ‘si alguno no quiere trabajar, entonces que no coma’, indicó.

1. Profundización del derecho de estabilidad. Sobre el primer eje indicó que en el Código actual aún existen contratos caducos en el que el trabajador todavía podía ser despedido del trabajo sin que medie una indemnización. Por lo que dijo se eliminará el contrato a plazo fijo y se creará el despido nulo para las mujeres en estado de gestación y para los dirigentes sindicales.

En el caso de despido por discrimen a una persona, por su orientación sexual o que pertenezca a un grupo vulnerable, el proyecto propone pagar un año de sueldo adicional a la indemnización existente por despido intempestivo.

2. Búsqueda de la equidad. El pago de utilidades a los trabajadores en función de empresas vinculadas de un mismo grupo económico. Se disponen límites en la distribución de utilidades, que no deben exceder de 24 salarios básicos unificados del trabajador.

Si el valor supera el monto señalado, el excedente será entregado al régimen de prestaciones solidarias de la seguridad social para financiar las pensiones jubilares de los trabajadores autónomos y de las amas de casa. Además, el retraso en el pago de utilidades implicará el pago con intereses al trabajador.

Propone establecer límites de brechas salariales entre quienes más ganan frente a aquellos que menos ganan dentro de una empresa. Señaló que los sueldos de los empresarios deberán ser múltiplo máximo de la remuneración de los sueldos de sus obreros; es decir, tendrá que pagar a su obrero menos calificado no menos de 20 veces su propio sueldo.

3. Modernización del sistema salarial. Se ha propuesto la mensualización voluntaria de los décimos en los sectores público y privado. La decimotercera y decimocuarta remuneración debe ser pagada, a pedido del trabajador, de forma mensual. Hay que disciplinarse para ahorrar, enfatizó el Presidente.

4. Democratización de la representación laboral. En este cuarto eje, la elección de la directiva del Comité de Empresa tendrá que hacerse mediante votaciones universales libres y secretas, por parte de los trabajadores de la empresa, sin necesidad de que estén o no afiliados a un sindicato.

5. Universalización de la seguridad social. En este quinto eje se citó que el trabajo no remunerado de las amas de casas corresponde a un 15% del producto interno bruto del país.

El objetivo, según el plan presidencial, es beneficiar directamente a 1’500.000 trabajadoras del hogar con su incorporación a la seguridad social y que el estado garantice el derecho mediante un subsidio de hasta el 90% a la correspondiente cotización; en función de la situación socioeconómica de cada ama de casa, la familia debe completar la cotización.

Con la afiliación, la madre podrá obtener una jubilación del 90% del salario de cotización, pensiones por incapacidad total o, en caso de muerte, pensiones de orfandad y viudez para sus deudos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s