Caravanas del dolor: familiares de los 43 estudiantes desaparecidos recorren México

Familiares de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa recorrerán el territorio mexicano durante una semana, para llevar su grito de dolor y reclamo a un país que, según admitió hoy el Ejecutivo, perderá también mucho en términos económicos por este caso.

Desde Tixtla, donde se encuentra la escuela de formación de docentes a la que pertenecen los jóvenes, salieron hoy tres caravanas de autobuses en los que viajan unas 450 personas, entre padres y compañeros de los desaparecidos.

Una ruta comprende el norte, otra el sur y otra el estado de Guerrero, donde el pasado 26 de septiembre desaparecieron los jóvenes en el municipio de Iguala, después de que policías locales los entregaran al crimen organizado.

Y todas convergerán en la capital mexicana el próximo 20 de noviembre, fecha en la que se conmemora la Revolución mexicana, para realizar un magno acto de condena por este caso que tiene en vilo a medio México.

Concienciar es el objetivo de esta caravana que arrancó esta madrugada con un contingente de tres autobuses hacia Guerrero, para visitar ciudades como Zihuatanejo y Acapulco.

Otro grupo de tres autobuses salió más tarde hacia el norteño estado de Chihuahua y recorrerá Durango, Zacatecas, Jalisco y Michoacán, mientras que otros tres se dirigirán al sureño estado de Oaxaca, así como a Morelos y Tlaxcala.

En estas caravanas sólo participan parte de los padres, ya que otros se han quedado en Tixtla, porque, entre otros asuntos, está previsto que mañana los familiares se reúnan con el fiscal Jesús Murillo, quien les informará sobre los últimos detalles de la investigación.

El viernes pasado, Murillo anunció a los familiares que tres miembros del cártel Guerreros Unidos confesaron que habían asesinado y quemado a más de 40 personas que dijeron ser estudiantes.

Sin embargo, los familiares aseguran que, mientras “no haya pruebas” contundentes y fiables, seguirán exigiendo la búsqueda de sus hijos “vivos” y protagonizando actos de protesta, como esta caravana informativa.

Terremoto político y económico

Por otro lado, México ya ha empezado a reconocer que este caso no sólo le traerá consecuencias negativas a nivel de opinión pública, sino también a nivel internacional y económico.

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, admitió hoy que “sería una ingenuidad decir que no va a tener un efecto en la economía”.

La situación, dijo, puede llevar a que compañías tomen decisiones sobre inversión y contratación de empleos en el país. “Naturalmente estos hechos le han dado la vuelta al mundo y han, sin duda, marcado la opinión que se tiene de México“, comentó.

El secretario reconoció que el país vive “uno de los momentos más dramáticos en la historia reciente”, y dijo que, independientemente de lo que ocurra en la economía, lo más importante es la desaparición de los jóvenes de Ayotzinapa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s