Estela de Carlotto recupera a su nieto

Estela de Carlotto en una fotografía de marzo de 2014.Luego de 36 años de intensa búsqueda la presidenta de la agrupación argentina ‘Abuelas de la Plaza de Mayo’, Estela de Carlotto, anunció este martes que había encontrado a su nieto, al hijo de Laura, detenida por agentes de la dictadura cuando tenía tres meses de embarazo. El hallazgo se logró gracias a una prueba de ADN.

Durante estos años Estela de Carlotto, la presidenta de Abuelas de la Plaza de Mayo, se sentó varias veces frente a la prensa para anunciar que su agrupación había logrado dar con el paradero de otro de esos niños que la dictadura militar de su país (1976-1983) le había arrebatado a sus padres, detenidos y ejecutados políticos. Siempre dio la noticia con una sonrisa, aunque algo de melancolía se colaba por sus ojos.

Este martes 5 de agosto fue distinto. Ahora, cuando tuvo que sentarse frente a los periodista para una nueva ruede de prensa, los ojos le brillaban. Finalmente, y luego de 36 años de intensa batalla, la noticia le concernía: el nieto encontrado era el de ella, era su nieto Guido, el hijo de Laura. De allí también la emoción de sus palabras: ‘ya le he podido ver, es hermoso, es un artista, es un chico bueno. Él me buscó, se cumplió aquello que decíamos las Abuelas: ¡Ellos nos van a buscar, como nosotros los seguimos buscando! Hoy me dicen: es tu nieto en un 99,9999%’.

Fue en noviembre de 1977 cuando agentes de la dictadura se llevaron a Laura Carlotto, una de las hijas de Estela. Estudiante de Historia, la joven militaba en la Juventud Universitaria Peronista. Estaba embarazada de tres meses. Fue detenida en el centro clandestino La Cacha, en la localidad bonaerense de La Plata. El 26 de junio de 1978 dio a luz a su hijo, en el Hospital Militar de Buenos Aires. Lo bautizó Guido, como su padre. Sólo le dejaron estar cinco horas con el bebé, luego volvió al cautiverio.

A Laura la asesinaron dos meses después. De Guido se perdió completamente el rastro hasta ahora. Según Estela de Carlotto, fue el mismo hombre –ahora de 36 años, casado- quien se acercó a algunas organizaciones, para luego someterse a las pruebas de ADN que determinaron que era hijo de ejecutados políticos.

Las Abuelas de la Plaza de Mayo estiman que unos 500 niños fueron secuestrados o nacieron en cautiverio, para luego ser entregados en adopción a cercanos al régimen militar.

RFI

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s