Vicepresidente argentino comparece ante el juez

argentinoEl vicepresidente argentino Amado Boudou se presentó el miércoles ante un juez acusado de haber transferido irregularmente a su nombre un automóvil en 2003.

Boudou, procesado recientemente en otra causa por presunta corrupción y supuesto tráfico de influencias, no declaró y presentó en su defensa un escrito ante el juez federal Claudio Bonadío cuyo contenido no trascendió, dijo al canal de cable Todo Noticias Guillermo Marijuan, el fiscal que imputó al vicepresidente y que asistió a la citación judicial.

El magistrado investiga a Boudou por inscribir un automóvil Honda modelo CRX a nombre suyo pero con documentación supuestamente apócrifa. En ese momento el investigado no era funcionario público.

Marijuan dijo que la audiencia transcurrió con tranquilidad y que el magistrado leyó las pruebas en contra del funcionario. Bonadío cuenta con 10 días a partir de la fecha para decidir si procesa a Boudou por considerar que incurrió en un delito, si lo sobresee por observar que no hay indicios para culparlo o le dicta la falta de mérito por no contar con elementos suficientes para hacer lo uno o lo otro, lo que no implica que el vicepresidente no siga bajo investigación.

“Fue muy breve. Se leyó el hecho, se le dio una copia para que la pueda repasar, se firmó y nos fuimos. No voy a hacer ningún juicio de valor”, señaló Marijuan.

Según el Centro de Información Judicial, Boudou está imputado de “haber transferido irregularmente a su nombre, mediante documentación falsa, el automóvil… expidiéndose a consecuencia de dicha maniobra un título de propiedad y una cédula de identificación automotor de dicho vehículo ideológicamente falsos, por cuanto el vendedor nunca enajenó el vehículo a favor de Boudou, ni este último posee el domicilio que consignan dichos documentos públicos y tampoco se corresponde el número de motor que posee el rodado”.

La defensa de Boudou ha señalado que el trámite para registrar el automóvil lo hicieron gestores y que el funcionario fue ajeno a todos los pasos que se hicieron en el proceso.

De las investigaciones judiciales que enfrenta Boudou en la que aparece más comprometido es en la llamada causa Ciccone, la única imprenta de billetes de curso legal en el país. El magistrado Ariel Lijo procesó a fines de junio al vicepresidente por cohecho pasivo -recibir sobornos- e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Lijo sospecha que Boudou habría participado de una maniobra junto con dos socios para apoderarse de la compañía en 2010 cuando ejercía como ministro de Economía y beneficiarse luego de jugosos contratos con el Estado. El vicepresidente puede permanecer en libertad mientras se desarrolla el proceso judicial.

Boudou es el primer vicepresidente en ejercicio en ser procesado en la historia de Argentina. Si fuera declarado culpable en un juicio oral por la causa Ciccone podría recibir una pena de uno a seis años de prisión e inhabilitación perpetua para ocupar cargos públicos.

LA PRENSA ASOCIADA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s