Dilma Rousseff: Brasil superó los obstáculos y está preparado para la Copa del Mundo

dilma-rousseff-1510La mayor fiesta del fútbol mundial comienza en un día en Brasil marcada por atrasos crónicos, amenazas de huelgas y protestas por su exorbitante factura, así como por llamados a la renuncia del presidente de la FIFA.

El arranque de la Copa del Mundo tendrá lugar en el flamante Arena Corinthians de Sao Paulo, donde un Brasil que busca el récord de su sexta estrella enfrentará a a Croacia en el primero de los 64 partidos del torneo, ante 61.600 hinchas y 12 jefes de Estado y de Gobierno.

Y a un día del Mundial, la FIFA cierra en Sao Paulo este miércoles su congreso anual, marcado por llamadas de dirigentes del fútbol europeo a su presidente Joseph Blatter para que no se presente a un quinto mandato a partir de 2015 debido a las numerosas acusaciones de corrupción que pesan sobre la organización.

“Lo dije en el micrófono: Usted me gusta mucho, usted conoce a mi mujer (risas), no lo vea como nada personal, pero la reputación de la FIFA es hoy indisociable de la corrupción. La FIFA tiene un presidente, usted es responsable, no debería volver a presentarse, no es bueno para la FIFA”, dijo el presidente de la Federación Holandesa de Fútbol, Michael Van Praag.

David Gill, vicepresidente de la Federación de Fútbol Inglesa, dijo que era “decepcionante” que Blatter se postulase a un nuevo mandato y pidió “un debate completo, honesto y abierto sobre lo que necesita la FIFA de cara al futuro”.

La carrera hacia la Copa ha sido empinada. Una lluvia de críticas cae desde hace meses sobre el Gobierno de la presidenta Vilma Rousseff por innumerables atrasos en las obras y el gasto público de 11.000 millones de dólares en el Mundial, cuando el país tiene servicios públicos de pésima calidad.

A esto se han sumado los desencuentros constantes con la FIFA. Su secretario general Jerome Valcke confesó que ha sido “un infierno” organizar la Copa en Brasil, célebre por su desbordante alegría y ánimo fiestero pero también por su informalidad.

Rousseff comparó la preparación de la Copa a un partido “sudado y muchas veces sufrido”, pero aseguró que el resultado vale la pena.

“Brasil, como el Cristo Redentor, está de brazos abiertos para acogerles a todos ustedes”, dijo asimismo en su discurso de radio y televisión, dirigiéndose a los 600.000 turistas esperados para la Copa en las 12 ciudades sede del Mundial, de Manaos (Amazonas, norte) a Curitiba (Paraná, sur).

AFP

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s